10 reglas extrañas del béisbol. Usted no creerá que existieron

10 reglas extrañas del béisbol. Usted no creerán que existieron

OldBaseball

Por Chris Landers
El béisbol ha-sido jugado aproximadamente la misma manera durante tanto tiempo que estas reglas se han convertido en instituciones sagradas. Los números hablan en voz baja, e incluso pensar en tocarlos como si fuera una herejía: Por supuesto que hay 90 pies entre las bases, ya porque esto hace sentirse bien, y viene por generaciones.
De hecho el camino del juego hasta llegar aquí fue de ensayo y error, sin la intervención divina de los padres fundadores del juego lanzando todo tipo de cosas contra la pared para ver lo que quedó. Fue un camino largo y sinuoso, lleno de desvíos y callejones sin salida y cazando corredores inocentes. Para apreciar lo lejos que hemos llegado, he aquí, te damos 10 reglas increíblemente extrañas en Abebooks web juran existió realmente:
1-Los Bateadores tenían el derecho de solicitar un lanzamiento bajo o alto de 1867-1887. 
Imagínese Mike Trout colocarse encima del Home Plate y pedirle a David Price dónde exactamente quiere la pelota. En los inicios del juego, eso era una realidad: Antes de cada turno los bateadores pedian un lanzamiento en la zona alta o baja. Ya sea desde la rodilla hasta el cinturón o desde la correa para el hombro – y el pitcher tenía que ponerlos allí. Terrible exigencias de los bateadores de finales del siglo 19.

2. Los elevados podrían ser tomados de un rebote hasta 1864 y los fouls hasta 1883
Esto podría parecer raro a los fanáticos del béisbol de hoy;  la lógica detrás de la regla de un rebote era en realidad bastante sencilla: no era mas que  un vestigio de otros juegos infantiles. Y ademas si se piensa en los días antes de que los guantes permitieran a los jugadores evitar la captura de una bola dura con las manos desnudas.
A medida que el siglo 19 avanzaba el apoyo a la regla disminuyo. Y años después de enconado e hilarante debate  – en una convención en Nueva York, un delegado, incluso la denominó una “regla de niños” – La regla era oficialmente anulada para las bolas “fair” o buenas en 1864. Sin embargo, en caso de las bolas “foul” esto se mantuvo por unos 20 años mas.
3. Los lanzadores estaban obligados a tirar solapado(por debajo) hasta 1883
El Béisbol debe mucho de su origen al cricket, uno de los primeros deportes de conjuntos en ser codificados. Las reglas – las normas del Knickerbocker, fueron redactados en 1845 por(Knickerbocker Club) Club de béisbol de Nueva York – hablar con esas raíces: “La pelota debe ser golpeada, y no ser arrojada , por el bate inclinado, en el sentido tradicional del término:. un movimiento solapado rígido, casi como los bolos”.
El primero, según el historiador oficial de MLB John Thorn, fue Tommy Bond: quien hizo la entrega justo encima de la cintura a mediados de la década de 1870, y desde allí, era sólo cuestión de tiempo antes de que naciera el lanzamiento en pronación (palma hacia abajo), aunque sólo sea porque este no es el rostro de un hombre que desea meterse con:

Tommy_bond_baseballOld

Tommy Bond
Pero al menos Bradford Chad puede descansar un poco más fácil esta noche, sabiendo que, en otro tiempo, eran los lanzamientos normales.
4. Uno de los lados del Bate podia ser plano de 1885-1893
Preocupados por la falta de carreras en la Liga Nacional (la efectividad de toda la liga era: 2.37, por lo que dejó sin respiración a C. Kershaw), el representante de “Cincinnati Red Stockings” Harry Wright propuso cambios en las reglas para ayudar a la ofensiva: Permitir que los bates tuvieran una cara plana, al igual que cricket. Después de mucho apretones de manos, la Liga Nacional adopto la política en 1885 y, junto con cambio de la distancia para los lanzadores las carreras comenzaron a aumentar – hasta que todo el mundo se dio cuenta que los bates planos tenía una tendencia a astillarse, y el convenio, mas bien la regla se anuló en 1893 .

5. Las caminatas fueron anotados como “hits” por un año, en 1887.
Si usted lee lo anterior y piensa: “Wow, eso ya parece destinado a todo tipo de dificultades para el mantenimiento de registros,” bueno, usted estaría absolutamente correcto!
Un numero asombroso de 11 jugadores que batearon 0.400 esa temporada, nueve de los cuales no habrian tenido bases en bolas como un turno al bate. Las estadísticas fueron incluso revisadas en 1968 por el Comité Especial de Registros de Béisbol, con consecuencias drásticas: Cap Anson, quien bateó .421 para liderar la liga en el 1887 tenía 60 hits quitados, el fue despojado no sólo el título de bateo, sino del honor ser el primer miembro por del club de los 3,000 hits. En 2001, la MLB revocó la decisión del Comité, y ahora Cap se sienta con orgullo en el Salón de la Fama, con más de 3.400 hits y  un estelar bigote

UNITED STATES - CIRCA 1888:  Color lithograph showing a portrait of Adrian Constantine 'Cap' Anson (1852-1922) superimposed against a baseball, 01/01/1888  (Photo by Transcendental Graphics/Getty Images)

UNITED STATES – CIRCA 1888: Color lithograph showing a portrait of Adrian Constantine ‘Cap’ Anson (1852-1922) superimposed against a baseball, 01/01/1888 (Photo by Transcendental Graphics/Getty Images)

Cap Anson
En cuanto a la regla en sí, era profundamente impopular , incluso en el momento – un articulo en el New York Times, hacia referencia a las caminatas como “golpes fantasmas” – y se rectificó rápidamente Después de un año.

6. Los árbitros en el siglo 19 ya estaban hechos
La situación del árbitro es una dificultad uno A: Intenta dar seguimiento a una pequeña bola blanca que viaja a velocidades ridículamente altas, con un estadio lleno de gente y en la Internet todo listo para castigarte si te equivocas.

Ser un árbitro a la vuelta del siglo 20, piénsalo?  En realidad eso suena bastante bien: Ellos eran escogidos entre la multitud antes del primer lanzamiento – a menudo eran miembros prominentes de la comunidad local – y en lugar de gastar toda esa energía a ponerse en cuclillas detrás del receptor, los árbitros se colocaban en cómodos sillones cerca del home plate. Y eso fue sólo el principio de las ventajas. Decía el periódico “Marion Estrella de Ohio” en 1916:
“Los viejos árbitros de la época eran por la cortesía máxima otorgada por los jugadores. Se les dio sillones, Situados cerca del plato de home, Provisto de abanicos en los días de calor y su absoluto confort superior estaba en la mente de los jugadores. El árbitro siempre recibía las mejores porciones de alimentos y el vaso  mas grande de cerveza “.

7. En lugar de cuclillas, los receptores se situaban unos pasos detrás del home el año 1900
Hoy en día, receptores defensivos son un  recurso defensivo vital – desde llevar al juego con el arte de elaboración de lanzamientos, hasta lanzar para poner fuera a los corredores. A mediados de la década de 1800, sin embargo, sus responsabilidades eran más simples ahora: “Apenas seguir el camino de la pelota, por favor.”

Los receptores fueron originalmente concebidos como topes glorificados, a pocos pies de pie detrás del plato y evitar que las bolas se fueran rodando mas allá de ellos. Un par de almas innovadoras comenzaron a revisar esta  tendencia en la década de 1870. La forma de verlos en cuclillas, la que estamos acostumbrados a verlos, realmente no se extendería hasta el principio del siglo 20.

8. El spitball fue prohibido en 1920

Pero los lanzadores que habían estado lanzando durante años fueron tuvieron derechos adquiridos y se doctoraron en pitcheo. Esto siempre fue una zona gris ético, pero era una práctica bastante común en los primeros días, y no fue lo peor de todo: los lanzadores usaría barro, grasa, jabón, cualquier cosa que se les ocurrió para hacer bailar la bola de manera impredecible.
Buscando aportar más ofensiva al juego, MLB respondió en 1920, que prohibía la práctica para el bien del juego. Pero varios spitballers famosos estaban en medio de sus carreras, por lo que la liga aceptó un compromiso: una “cláusula de abuelo”, permitiendo a aquellos que habían tirado antes de la regla a seguir haciéndolo. Righty Burleigh Grimes llevo el mote de “último spitballer oficial” durante 14 años mas, recibiendo mas apoyo taquillero que todos sus compañeros de equipo hasta su jubilación en 1934:

UNDATED:  Burleigh Grimes of the Brooklyn Dodgers demonstrates his spitball before a season game. Burleigh Grimes played for the Brooklyn Dodgers from 1918-1926. (Photo by National Baseball Hall of Fame Library/MLB Photos via Getty Images)

UNDATED: Burleigh Grimes of the Brooklyn Dodgers demonstrates his spitball before a season game. Burleigh Grimes played for the Brooklyn Dodgers from 1918-1926. (Photo by National Baseball Hall of Fame Library/MLB Photos via Getty Images)

Burleigh Grimes

9. Era bastante dificultad para golpear un jonrón hasta 1920
Avanza par de pasos al Home Plate, es la parte baja de la novena entrada, bases llenas, el marcador empatado. Se balancea y explota conectando un batazo sobre el signo de 400 pies en el jardín izquierdo! La multitud ruge, asi como nuestro héroe celebra … Su batazo enorme es solo un sencillo, al menos esto era así durante las primeras décadas del juego. Hasta 1920, a los bateadores se les daba crédito por el número de bases que la carrera de la victoria avanzaba. Así, por ejemplo, un batazo de jonrón que remolca un corredor de segunda sólo sería considerado un doble porque ese corredor sólo avanzó dos bases. La única manera que un jonrón era reconocido era cuando el propio bateador era la carrera del triunfo.
Dejando a un lado el impacto de esta regla en los libros de registro, basta pensar de cuantas celebraciones en el Home Plate fueron privados los fanáticos en los primeros tiempos del béisbol.

10. Doble por regla eran en realidad jonrones en fecha tan reciente como 1930
Sí, de verdad: Cualquier bola que rebotó en el suelo y que cruzaba la valla se consideraba un jonrón. Corre el rumor de que al menos uno de los jonrones de Lou Gehrig durante su competencia con Babe Ruth en 1927 era en realidad un doble con la reglar que se aplica hoy.
De hecho, en un momento que la concepción misma de un jonrón era un extraño : De acuerdo con Thorn, el 21 de mayo de 1880 – en un momento en que pocos parques con gramas tenían reglas que estipulan que una pelota que volaba la pared era un jonrón – un jugador golpeó una bola sobre la cerca y cayo en un río,  el jardinero derecho, confundido en cuanto a qué hacer a continuación, en realidad se metió en un barco para ir recuperar la bola. (Renunció el tiempo, en su búsqueda infructuosa.) La verdad que era extraño el béisbol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s