Brasil rescatará al estado de Rio de Janeiro

El estadio Engenhao, uno de los escenarios de los Juegos Olímpicos.
El estadio Engenhao, uno de los escenarios de los Juegos Olímpicos. PHOTO: BLOOMBERG NEWS

RIO DE JANEIRO—El gobierno federal de Brasil planea rescatar al estado de Rio de Janeiro con 2.900 millones de reales (US$849 millones) en momentos que sufre una crisis fiscal a menos de dos meses del inicio de los Juegos Olímpicos.

Según un decreto presidencial publicado en la noche del martes, la transferencia de fondos debe usarse para la seguridad pública durante los Olímpicos y Paralímpicos que se llevarán a cabo en agosto y septiembre, respectivamente. Pero un funcionario de comunicaciones del palacio presidencial dijo que también debería liberar fondos del presupuesto estatal de Rio, entre otras cosas, para finalizar una expansión del sistema de metro en la capital del estado.

Aunque esperado, el rescate ha sido controversial al realizarse en medio de la peor recesión económica en generaciones. El desempleo se ha disparado a 11,2% en todo el país, mientras que la alta inflación y un enorme déficit presupuestal se interponen en el camino de un estímulo monetario o fiscal para reavivar el crecimiento.

El diario de Rio de Janeiro O Globo llamó a la transferencia una “donación” de los contribuyentes federales para los Olímpicos, indicando que Brasilia no espera que le devuelvan el dinero.

Rio declaró una “calamidad pública” la semana pasada como resultado del deterioro de sus finanzas, las cuales han forzado al estado a recortar gastos en servicios cruciales como educación, salud y seguridad en los últimos meses.

El domingo por la mañana, cerca de 20 hombres armados invadieron un hospital público en el centro de Rio para liberar a un sospechoso de tráfico de drogas que se recuperaba de heridas recibidas en un tiroteo con la policía. El asalto al hospital desató un nuevo enfrentamiento con la policía que dejó un muerto y dos heridos. Aunque interceptaciones de la policía habían descubierto el plan con antelación, el asalto tuvo éxito.

El mismo domingo, dos miembros del equipo del equipo paralímpico de vela de Australia, el atleta Liesl Tesch y la funcionaria Sarah Ross, fueron asaltados en Rio mientras montaban en bicicleta en un parque cerca al hotel. El ataque motivó a la jefa de la misión olímpica de Australia, Kitty Chiller, a escribir cartas al alcalde de Rio y al comité organizador para pedir un aumento en la seguridad.

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, está ansioso de evitar una vergüenza nacional durante los Juegos. Su permanencia en el cargo depende del resultado de una votación contra la suspendida presidenta Dilma Rousseff en el Senado brasileño, el cual probablemente suceda en agosto, posiblemente durante los Olímpicos.

“Un fiasco en los Juegos Olímpicos golpearía a una imagen internacional que ya ha sido sacudida por los cuestionamientos sobre la legitimidad del gobierno Temer”, dijo João Augusto de Castro Neves, un analista de Brasil de la consultora Eurasia Group, con sede en Washington.

El rescate de Rio se produce a un alto costo.

Para evitar el descontento de políticos de otras partes del país, Temer llegó a un acuerdo con los gobernadores el lunes en el que el Tesoro brasileño esencialmente perdonará cerca de 50.000 millones de reales (US$13.847 millones) en deuda de los gobiernos estatales.

En un país en el que el gobierno federal tradicionalmente ha pasado apuros para hacer que los gobiernos estatales respondan por sus decisiones financieras, los críticos dicen que el acuerdo envía el mensaje incorrecto.

“los estados deben solucionar su situación fiscal y corregir algunos de los derroches de los últimos años”, dijo Alberto Ramos, economista de Goldman Sachs. “De otra forma, los rescates se convertirán en algo recurrente”, dijo.

El presupuesto estatal más reciente de Rio estima gastos por 78.900 millones de reales este año e ingresos de apenas 58.900 millones.

El déficit masivo se debe en parte a una caída en los precios del petróleo que redujo los ingresos por regalías del estado, así como un descenso en los ingresos por impuestos debido a la recesión.

Pero en un informe técnico publicado en abril, el ministerio de Hacienda citó “gastos de personal fuera de control” como la principal causa de los problemas fiscales de Rio y otros estados. El informe dijo que la nómina de Rio se más que dobló entre 2009 y 2015, de 12.800 millones de reales a 31.700 millones de reales. Más de la mitad de los 468.577 trabajadores del estado fueron identificados como jubilados o “inactivos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s